Psicobloc en el pantano de Buendía


Para el calor nada mejor que un poco de psicobloc. Para los que no lo conozcáis, es una variante de la escalada en la que no se utiliza protección porque la caída es sobre el agua, así que solo necesitamos los pies de gato (tened en cuenta que se mojarán), bañador,  una barca (o kayak) y ganas de pasarlo bien.
El pantano de Buendía (Cuenca), con sus verdes aguas del río Guadiela (afluente del río Tajo) y esa caliza perfecta, es un sitio tan bueno en verano, que nos extraña no verlo lleno de gente.
La localización, preciosa, y la escalada, muy divertida. En ella encontramos varias vías, de alturas y dificultades diferentes. Estas no están marcadas, nosotros nos ayudamos de la gente que allí estaba escalando, y al final de post os marcaremos cuatro de las que hicimos.
Lo único que queremos advertir, es que aunque la profundidad de la mayoría del pantano es inmensa, debéis comprobar vosotros mismos siempre dónde vais a caer. Ni la profundidad es constante, ni en todas las épocas del año es la misma.


Cómo llegar




Lo más fácil es dirigirse a la presa de Buendía, y a partir de ahí coger el camino que llega hasta la localización que hemos compartido aquí arriba y aparcar donde podáis. Nosotros lo hicimos en esa misma ubicación.
Por otro lado, si no disponéis de barca, podéis alquilarla. Hay varias empresas que se dedican a ello y no tendréis problemas en encontrar una. Podéis reservar, por unos 50 euros una jornada completa (ocho horas) un kayak para dos personas.

Para llegar a las vías, debemos remar hasta la ermita, a unos 10 minutos, y poco después encontraremos las primeras. Tanto en la orilla derecha, como en la izquierda.

Croquis

Os ponemos algunas de las vías que realizamos (y tenemos foto) con la dificultad aproximada que hemos intentado recopilar de varias fuentes:

V en la orilla de la ermita 
Otro V también en la orilla de la ermita
6a en la orilla contraria a la ermita 
6b (muy largo) en la orilla de la ermita, pero más adelante

Te podría interesar

0 comentarios